El Consejo Europeo aprueba una resolución de apoyo al cooperativismo y a la economía social por ser motores de desarrollo de la UE

FAECTA considera que la resolución aprobada en Europa es una oportunidad para que instituciones de ámbito regional y nacional vean en las cooperativas la solución al reto de crear empleo

14.12.2015 Categoría: Europa, Portada


El Consejo Europeo de ministros de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores (EPSCO), celebrado el pasado 7 de diciembre en Bruselas, aprobó la resolución sobre ‘La promoción de la Economía Social como motor clave para el desarrollo económico y social en Europa’. Este documento desglosa y argumenta en 43 puntos los valores que emanan de las empresas que se engloban dentro de la economía social, entre las que destacan las cooperativas. En él se invita a los estados miembros y a la Comisión Europea a que “establezcan, apliquen y sigan desarrollando, según proceda, estrategias y programas europeos, nacionales, regionales y/o locales para reforzar la economía social, el emprendimiento social y la innovación social”.

 

Para FAECTA el reconocimiento de un organismo como el Consejo Europeo al cooperativismo y a la economía social evidencia que empresas como las cooperativas de trabajo son modelos de emprendimiento sostenibles, integradores y claves para el desarrollo económico y social por el impacto económico que tienen y por saber amoldarse a las necesidades que demandan la sociedad. La Federación considera que la realidad social demanda un cambio de modelo productivo que se sustente en los principios del cooperativismo y en los valores que las cooperativas aplican a su gestión. Por ello, la resolución aprobada en Europa es una oportunidad para que instituciones del ámbito regional y nacional vean en las cooperativas la solución al gran reto global de crear empleo bajo el paraguas de empresas que responden a una ética que busca el bien común.

  Reconocimiento europeo al cooperativismo y la economía social

 

La actual resolución vincula documentos y otras resoluciones de varias instituciones de la UE, como la del Parlamento Europeo en 2009, en las que ya se reconocía a las cooperativas y a la economía social “como agentes clave para el logro de los objetivos de la Estrategia de Lisboa o, la Hoja de ruta de la Presidencia luxemburguesa sobre la promoción de las empresas de economía social en Europa. Este último documento destaca la importancia de construir una cadena global para la economía social, haciendo especial hincapié en la necesidad de crear un ecosistema financiero adecuado, que apoye a estas empresas en todas sus etapas, aumentar la visibilidad del emprendimiento social y mejorar el entorno jurídico. Otras medidas que se proponen tienen que ver con la búsqueda de formas eficaces de implicar a la juventud en la economía social, como por ejemplo fomentando la inclusión de temas relativos al sector en los planes de estudio y en las actividades de todos los niveles de la educación.

 

El incremento de la visibilidad política del cooperativismo y de la economía social durante los últimos años ha posibilitado que se erija como pilar importante en materia de empleo y cohesión social en Europa siendo, además, clave para lograr los objetivos de la estrategia Europa 2020.

Asimismo, un hecho reseñable para el Consejo Europeo es la capacidad que han tenido estas empresas, entre las que se encuentran las cooperativas de trabajo, para saber adaptarse a los momentos de economía convulsa que ha provocado la crisis. Este saber adaptarse ha reforzado la apuesta de defender la creación y el mantenimiento del empleo, además de aplicar modelos de gestión responsable, alejados de la especulación capitalista, que democratizan la participación y promulgan la equidad e igualdad de oportunidades. Estos pilares son los que reconocía la resolución adoptada por el Parlamento Europeo en 2015, donde destacaba la función del emprendimiento social y de la innovación social en la lucha contra el desempleo.

 

El documento aprobado -‘La promoción de la Economía Social como motor clave para el desarrollo económico y social en Europa’- adquiere un calibre capital porque posiciona a estos modelos empresariales como las herramientas esenciales que contribuyen al bienestar de las personas favoreciendo la cohesión social, la innovación y el desarrollo desarrollo local y regional, además de la protección del medio ambiente. El mismo texto especifica que el debate internacional sobre el desarrollo de la economía social y solidaria se hace cada vez más potente y podría contribuir a conformar la agenda 2030 sobre desarrollo sostenible.

 

Accede al documento aprobado por el Consejo Europeo     Foto: Consejo Europeo de Ministros.
Compartir




Suscríbete a nuestro boletín para conocer la actualidad del cooperativismo de trabajo

Representamos y defendemos los intereses de las Cooperativas de Trabajo de Andalucía. Promovemos el cooperativismo. Fomentamos el emprendimiento. Somos empresas que creamos empleo estable, ejercemos la democracia económica y favorecemos la igualdad de oportunidades.

FAECTA © 2015 (Federación Andaluza de Empresas Cooperativas de Trabajo.) | Inicio | Intranet | Área Privada | Contactar | Accesibilidad | Aviso Legal | Mapa Web