FAECTA constata la escasa presencia del cooperativismo en las universidades andaluzas y propone medidas para potenciar esta materia

Desarrollar convenios, colaborar con los servicios de emprendimiento y formar a su personal, así como establecer lazos con el profesorado son algunas de las acciones para mejorar la presencia del cooperativismo en el sistema universitario

26.01.2020 Categoría: Portada, FAECTA


FAECTA ha finalizado el estudio que ha realizado en las 10 universidades públicas andaluzas para conocer la implantación del cooperativismo en el sistema universitario andaluz. Esta iniciativa, que ha contado con el apoyo de la Universidad de Málaga y la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, también se ha centrado en la necesidad de potenciar estas empresas desde el ámbito universitario, demostrando que este tipo de sociedades son una interesante alternativa de autoempleo colectivo.

 

Entre las razones que justifican dicha importancia destacan las relacionadas con sus ventajas fiscales, la posibilidad de elegir el régimen de afiliación de sus socios o socias, la autorregulación de la prestación laboral de éstos, o ciertos apoyos en forma de subvenciones por parte de las administraciones públicas. Pero, sin lugar a dudas, lo más importante, y que en ciertas ocasiones queda en segundo plano, es su planteamiento organizativo, que pone a la persona en el centro de sus objetivos, gestionándose mediante un diseño democrático en la toma de decisiones y utilizando recursos de tipo económico para satisfacer intereses personales y sociales.

 

Escasa presencia del cooperativismo

Según refleja el estudio realizado, la presencia del cooperativismo en la universidad andaluza se puede considerar como escasa. Se han encontrado apenas una treintena de asignaturas de grado donde se comentan aspectos vinculados a la economía social y también una oferta reducida de titulaciones de posgrado. Además, en las actividades desarrolladas por los servicios de emprendimiento y empleabilidad de dichas universidades no se encuentra, de manera general, una presencia extendida en cuanto a sus tareas de formación y asesoramiento, lo que redunda en que el colectivo emprendedores no tenga un conocimiento suficiente sobre el cooperativismo y sus posibilidades, hecho que ha corroborado el propio alumnado.

 

Desde FAECTA se subraya que una alternativa tan interesante y con objetivos de tipo, no solo económico, sino también social, debería estar muy presente en las universidades andaluzas, sin embargo el análisis realizado refleja otra realidad.

 

La realidad del cooperativismo en las universidades andaluzas

 

La presencia del Cooperativismo/Economía Social en las titulaciones de grado de las universidades públicas andaluzas se hace, principalmente, desde el ámbito jurídico, al intentar diferenciar a este tipo de organizaciones de base mutualista respecto de las empresas capitalistas, aunque el desarrollo de contenidos y presencia de éstas últimas es bastante superior.

 

Las asignaturas enfocadas directamente al emprendimiento, como es la de Creación de Empresas, en algunos casos (no es la tónica general) plantea el cooperativismo como una alternativa distinta de hacer empresa, pero la mayoría lo hace como una figura jurídica más, sin profundizar en esa faceta social que las hace tan distintas e interesantes.

 

La Economía Social irrumpe, como era de esperar, en algunas asignaturas vinculadas a los servicios sociales, el desarrollo local o la cooperación al desarrollo, mientras que el Cooperativismo se presenta, en muchas ocasiones, en un mismo bloque junto a las sociedades laborales, dentro del contexto de las sociedades de base mutualista.

 

Asignaturas vinculadas al mundo agrario y al desarrollo rural son también hospedadoras de la presencia del cooperativismo, lo cual es lógico dada la importancia del cooperativismo agrario en la región andaluza.

 

Han sido únicamente un total de 34 los registros de asignaturas en los que se ha podido constatar la presencia de la Economía Social/Cooperativismo en el programa académico de las mismas. En todas las universidades existe, al menos, una asignatura registrada, siendo 20 las distintas facultades albergadoras de dichas asignaturas, principalmente asociadas a las ciencias jurídicas, sociales y económicas, y 27 los grados distintos en los que se han localizado.

 

En general, no se profundiza en las características específicas e idiosincrasia de las sociedades cooperativas, no considerándolas como un modelo social, sino como un modelo jurídico más en el mismo grupo académico que las empresas mercantiles capitalistas.

El análisis realizado también refleja que la importancia del profesorado, ya que teniendo en cuenta el análisis específico de posgrado, es este grupo quien abre la puerta a la entrada del cooperativismo en la oferta académica universitaria, ya que desde las directrices de las titulaciones no se fomenta dicha existencia, quedando a decisión del profesor/a su inclusión o no, y en qué enfoque transmitirlo (muchas de las asignaturas tienen carácter optativo), así como la profundidad de su análisis. De esta forma, se encuentran asignaturas, por ejemplo, de Creación de Empresas donde ni tan siquiera se cita el movimiento cooperativo frente a otras donde sí se tiene en cuenta su gestión distinta y sus peculiaridades.

 

Por último, hay que apuntar que existen muchas titulaciones, tanto de grado como de posgrado, en las que la Economía Social y el Cooperativismo tendrían una clara cabida, ya que se centra en materias totalmente compatibles con éstas, y en las que pueden servir de herramienta (desarrollo rural, cooperación al desarrollo, autoempleo…), pero no existe esa presencia, aun cuando podría ser muy conveniente e interesante.    

Propuestas de trabajo

Entre las propuestas para avanzar en la implantación del cooperativismo en la universidad están colaborar con los servicios de emprendimiento y formar a su personal, así como establecer lazos con el profesorado universitario ya que muchas de las iniciativas de acciones formativas y de orientación parten de este colectivo, ya sea dentro de las propias asignaturas o a través de actividades de orientación profesional. Se constata que donde hay más profesorado con una visión clara y favorable hacia el cooperativismo la presencia de éste, ya sea en los grados o posgrados, es mayor y el conocimiento general por parte de la comunidad universitaria también.

 

Descargar Estudio diagnóstico sobre la presencia del cooperativismo en el sistema universitario andaluz
Compartir




Suscríbete a nuestro boletín para conocer la actualidad del cooperativismo de trabajo

Representamos y defendemos los intereses de las Cooperativas de Trabajo de Andalucía. Promovemos el cooperativismo. Fomentamos el emprendimiento. Somos empresas que creamos empleo estable, ejercemos la democracia económica y favorecemos la igualdad de oportunidades.

FAECTA © 2015 (Federación Andaluza de Empresas Cooperativas de Trabajo.) | Inicio | Intranet | Área Privada | Contactar | Accesibilidad | Aviso Legal | Mapa Web